¿Quiénes somos?

Lázaro en breve

Lázaro México promueve departamentos compartidos en los que conviven personas sin hogar y jóvenes profesionistas. Nuestras casas solidarias, colaborativas e intergeneracionales son una respuesta a la soledad y a la precariedad de las personas sin hogar.

 

LÁZARO EN 2 MINUTOS…

 

Nuestras casas acogen entre 6 y 10 personas de edades, orígenes e historias personales muy diferentes. No son mixtas. Los residentes comparten las estancias comunes y los cuartos son individuales para respetar la privacidad y la libertad de todos.

 

El proyecto nació en 2006 en París, cuando dos jóvenes de 28 años, conmovidos al contemplar las personas que dormían en las calles, decidieron invitar a varias personas sin hogar a vivir con ellos. Pronto otros jóvenes quisieron compartir su experiencia y constituyeron una primera asociación, la Association pour l’Amitié (APA) que se ocupa del proyecto en la capital francesa. El desarrollo fue tan rápido y la demanda tan intensa en otras ciudades de Francia, que uno de estos jóvenes fundó Lázaro en 2011 para desarrollar y gestionar el proyecto en Francia y a nivel internacional. Hoy en día 300 personas viven en APA (en París) y 200 en Lázaro, en ocho ciudades de Francia, Bélgica y España. Se están estudiando proyectos en Suiza y estamos arrancando en México, en la Ciudad de México.

 

NUESTRA VISIÓN 

Creemos que las personas sin hogar, además de un techo, necesitan superar la soledad compartiendo y creando relaciones de amistad. Como ciudadanos apreciamos las decididas acciones de las instituciones públicas para combatir la exclusión. En Lázaro estamos convencidos de que tenemos una responsabilidad directa con nuestros semejantes, que sufren y viven una situación de exclusión, y que podemos ayudarles.

 

 

Elegimos vivir juntos, compartiendo con sencillez un hogar en el día a día.

 

En nuestras casas queremos vivir relaciones de modo sincero y cercano. Nuestros hogares son lugares abiertos a los demás donde nos gusta estar alegres, compartir desde la fraternidad, el servicio y ayuda mutua, aunque no siempre es fácil. Sin embargo, sabemos que cada persona puede avanzar y encontrar su lugar en la sociedad, redescubriendo sus capacidades y el valor de cada uno.

 

NUESTROS VALORES

Lázaro se sustenta en los valores cristianos, que afirman que todas las personas son iguales en dignidad, por lo que respetamos la libertad de religión y de conciencia de cada uno.

 

UNA CONVIVENCIA ENRIQUECEDORA

Los residentes acogidos son personas sin hogar que provienen de “la calle”, de albergues, centros de acogida y otros recursos de alojamiento temporal. Estas personas son derivadas por entidades especializadas que se comprometen a continuar con la intervención social (acompañamiento social, trámites administrativos, atención psicológica, etc.).

Pincha aquí para más información.

La duración de la estancia en un departamento, en principio, no tiene límite, sino que se adapta a las necesidades de cada persona y a su autonomía.

Los jóvenes profesionistas se comprometen durante un año (renovable) y combinan su trabajo y actividades personales con su presencia y disponibilidad en los hogares.

Para descubrir el compromiso de los voluntarios, ¡pincha aquí!

 

LA VIDA COTIDIANA

 

Con el fin de asegurar una vida sana y pacífica para los residentes, se establecen unas normas sencillas para vivir bien juntos.

 

  • • Cada persona es responsable de un servicio en el hogar (compras, limpieza, etc.). Estas tareas se acuerdan entre todos los residentes y están publicadas en la vivienda para el conocimiento de todos;
  • • Una noche a la semana se celebra una cena fraterna a la que todos los compañeros de casa se comprometen a asistir. La asistencia a las demás comidas no es obligatoria y depende del horario y las obligaciones de cada uno;
  • Los residentes participan, en función de sus ingresos, en algunos gastos de funcionamiento de la casa. La Fundación interviene de forma subsidiaria en caso de necesidad;
  • El alcohol y las sustancias ilegales están prohibidas.

 

HOGARES ECOLÓGICOS

Nuestras casas son lugares de desarrollo integral. Cuidamos el planeta y al mismo tiempo hacemos ahorros significativos. Permitir que los más frágiles se sitúen en el corazón de este proceso es parte de nuestro compromiso. Reciclamos los residuos que se producen en la vivienda, implementamos planes de ahorro energético con los que conseguir ahorros significativos en calefacción, energía eléctrica y agua.

 

INTEGRACIÓN SOCIAL Y PROFESIONAL

Lázaro identifica las entidades sociales que trabajan para la integración social y profesional de las personas en situación de exclusión y formaliza convenios con ellas. Éstas se comprometen a mantener un acompañamiento periódico de los residentes en situación de exclusión, coordinándose con Lázaro.

 

 

 

EL MODELO ECONÓMICO

Lázaro recauda fondos de personas, fundaciones y empresas para restaurar edificios o para becar la estancia de las personas sin hogar. Una vez inaugurada la casa, cada residente participa en los gastos de la casa en función de sus ingresos, lo que ayuda a absorber los costos de funcionamiento.

 

CERTIFICACIONES NACIONALES Y EUROPEAS

En Francia, el Estado confía en Lázaro y le ha concedido 3 aprobaciones:

  • • la ISFT (Ingeniería Social, Financiera y Técnica),
  • • la ILGLS (Intermediación de Alquiler y Gestión de Alquiler Social) para todas las casas,
  • • y la aprobación de la ESUS (Empresa de Solidaridad de Utilidad Social).

Lázaro también ha sido galardonada con el premio La France s’engage (2016) un reconocimiento del gobierno francés.

En España, los departamentos están registrados como centros de servicios sociales autorizados por la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid.

A nivel europeo, en 2019, fue elegida como una de las 50 soluciones innovadoras para luchar contra el sinhogarismo en Europa, por la Housing Platform, la Federación Europea de Vivienda Pública, Cooperativa y Social.